2018/01/09 Economía

Singapur le pone freno a los autos nuevos

Singapur
Enviar noticiaImprimir noticia

Frenazo en seco a la matriculación de autos en Singapur.

Frenazo en seco a la matriculación de autos en Singapur. A partir de febrero, las autoridades de esta pequeña, rica y superpoblada ciudad-Estado suspenderán el registro de nuevos automóviles para evitar que sus calles sufran las colosales congestiones que padecen otras urbes asiáticas, una medida que irá acompañada de multimillonarias partidas destinadas a transporte público.

Con una población que ha aumentando un 40% desde el año 2000 -hasta los 5,6 millones de personas actuales- y unas carreteras que dan poco más de sí, la Autoridad Singapurense para el Transporte (LTA, por sus siglas en inglés) anunció en octubre que la tasa de crecimiento de vehículos permitidos será de cero, y la revisará en el año 2020. Hasta ahora, ese índice era del 0,25% anual para automóviles y motocicletas, en vigor desde 2015.

Este centro financiero mundial lleva años implementando rígidas medidas para evitar que en sus calles se reproduzcan los masivos atascos de otras ciudades asiáticas. De esta manera ha logrado mantenerse en el puesto número 55 del índice de congestión global realizado por la firma Tomtom, en el que la vecina Yakarta (Indonesia) ocupa el puesto número dos y Bangkok (Tailandia) el tres.

Para ello, además de ajustar periódicamente el índice de crecimiento de vehículos, las autoridades optaron deliberadamente por hacer de Singapur uno de los lugares más caros del mundo para comprar un coche, de forma que no todo el mundo se lo pueda permitir o desista por los altos costos que implica.

En primer lugar, un conductor debe obtener un certificado de titularidad, que tiene una validez de 10 años; son limitados y se venden al mejor postor por el Gobierno, con un coste medio de 31.500 euros. Además, dado los altos impuestos que gravan a los vehículos, un informe reciente de Deutsche Bank estimaba que un coche de gama media puede valer entre tres y cuatro veces más en Singapur que en Estados Unidos o Gran Bretaña.

A pesar de sus restrictivas políticas, las carreteras de este territorio acogían a finales de 2016 a más de 600.000 coches particulares y alquilados, incluidos los utilizados por servicios como Uber o Grab, que se han hecho muy populares durante los últimos tiempos.

En su escrito, la LTA aseguraba que un 12% de los 700 kilómetros cuadrados con los que cuenta la superficie total de Singapur ya está ocupada por vías de circulación, un porcentaje mucho más elevado que el de otros países. "Teniendo en cuenta las limitaciones impuestas por el territorio y otras exigencias, no hay espacio para una mayor expansión de la red víal", aseguraron en el texto.

Por eso, los dirigentes singapurenses pretenden impulsar el uso del transporte público invirtiendo hasta 12.600 millones de euros durante los próximos cinco años para expandir y mejorar los sistemas de metro y autobuses.

De esta partida, la mayor parte irá a parar al suburbano, que en los últimos seis años han añadido 41 nuevas estaciones y ha ampliado su red en un 30% pero que ha sido criticado recientemente por haber sufrido una serie de averías.

Por su parte, la LTA asegura que la tasa de crecimiento para los vehículos empleados para el transporte de mercancías y para autobuses seguirá siendo del 0,25% anual hasta marzo de 2021, lo que permitirá a las empresas tener más tiempo para mejorar la eficiencia de sus operaciones y reducir el número de sus flotas comerciales.

La decisión de las autoridades no ha sorprendido en exceso a los vendedores de coches, que ya contaban con un movimiento de este tipo. "Se veía venir desde hace años", aseguró Jeremy Soh, secretario de la Asociación de Comerciantes de Vehículos de Singapur, a Channel News Asia. "El pastel no va a ser más grande, se mantendrá del mismo tamaño. Por lo tanto, los concesionarios tenderán que empezar a buscar fuera de lo que hacen normalmente vías para seguir con el negocio", aseguró.

 

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.