2018/01/11 Sociedad

Atentado suicida causó siete muertos en Pakistán

Pakistán
Enviar noticiaImprimir noticia

Al menos siete personas, entre ellas cinco policías, murieron cuando un atacante suicida impactó contra un camión de las fuerzas de seguridad en Quetta, capital de la provincia pakistaní de Baluchistán, reportaron las autoridades.

Al menos siete personas, entre ellas cinco policías, murieron cuando un atacante suicida impactó contra un camión de las fuerzas de seguridad en Quetta, capital de la provincia pakistaní de Baluchistán, reportaron las autoridades.

El ataque ocurrió anoche en una concurrida calle, a unos 300 metros de la sede del parlamento regional, explicó a la prensa el inspector general de la policía, Mozzam Jah Ansari

La explosión causó también 16 heridos, entre ellos ocho agentes, quienes fueron trasladados a un hospital cercano.

Reivindicado por los talibanes pakistaníes, el atentado sucedió horas después de la renuncia del jefe de gobierno de Baluchistán, Sanaullah Zehri, aunque las autoridades descartaron cualquier vinculación.

Baluchistán se convirtió en un quebradero de cabeza para el gobierno pakistaní ante el notable incremento de los atentados de formaciones sectarias, extremistas o independentistas.

Recientemente las fuerzas de seguridad frustraron un intento de asesinato del gobernador de la provincia, Muhammad Khan Achakzai.

Días antes nueve personas murieron y 30 resultaron heridas en un ataque perpetrado por dos radicales contra una iglesia metodista en Quetta. El 25 de noviembre otros cuatro pakistaníes perdieron la vida en la urbe al explotar un artefacto explosivo al paso de un vehículo militar.

A principios de ese mes el director general adjunto de Telecomunicaciones de la Policía de Quetta, Hamid Shakeel, murió junto a dos de sus escoltas en un atentado cuando salía de su vivienda.

Poco después, el superintendente de la institución Mohamed Ilyas falleció en la misma ciudad al ser baleado junto con su mujer, un hijo y un hermano.

La lista de crímenes incluye también la muerte de Abdul Razzaq, dirigente local del Partido Nacional Awami, y de su hermano a finales de octubre al explotar una bomba colocada en su vehículo.

Baluchistán es rica en minerales y gas, pero la mayoría de sus casi siete millones de habitantes se quejan de no recibir una parte equitativa de la explotación de esos recursos.

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.