2017/08/12 Tecnología

Michibiki 4: el satélite que mejorará la red GPS de Japón

Japón
Enviar noticiaImprimir noticia

Mitsubishi Electric mostró por primera vez en un acto mediático poco habitual el último de los satélites que Japón usará en su sistema genuino de posicionamiento terrestre, cuya puesta en funcionamiento está prevista para abril de 2018.

Mitsubishi Electric mostró por primera vez en un acto mediático poco habitual el último de los satélites que Japón usará en su sistema genuino de posicionamiento terrestre, cuya puesta en funcionamiento está prevista para abril de 2018.

La compañía abrió las puertas de sus instalaciones de satélites de Kamakura, al sur de Tokio, donde produjo el satélite, Michibiki 4, cuatro días antes de que la Agencia Aeroespacial de Japón (JAXA) ponga en órbita el tercero de los cuatro dispositivos del sistema, que buscan mejorar la precisión del actual GPS.

La función del Michibiki 4, apoyada por el segundo prototipo ya en el espacio, será recoger información del entorno, según explicó Mitsubishi durante la presentación, a la que ha tenido acceso Efe.

El aparato tienen una longitud de 19 metros una vez desplegado y está diseñado para tener una vida útil de más de 15 años.

Los Michibiki (término nipón que podría traducirse como “guía” u “orientación”) son los satélites de órbita geoestacionaria de la red quasi-zenith japonesa, que operan a unos 36.000 kilómetros sobre la Tierra para corregir las señales de navegación global.

La red está diseñada para uso complementario del actual sistema de posicionamiento global (GPS) estadounidense, pero el país asiático aspira a apoyar su red con tres satélites más para 2023.

El primer Michibiki se lanzó en septiembre de 2010, el segundo el 1 de junio de 2017 y la JAXA planea lanzar el tercero este viernes.

El turno de la cuarta unidad se produciría antes de marzo de 2018, de acuerdo con el plan de ruta del país asiático.

Una vez completado el sistema nipón, los usuarios de teléfonos inteligentes y asistentes de navegación en vehículos recibirán información más precisa sobre los mapas de las aplicaciones.

GPS, propiedad de EE.UU., tiene un margen de error de unos 10 metros, mientras que cuando los dos sistemas trabajen juntos este margen se reducirá a entre un metro y unos seis centímetros.

 

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.