2021/08/23 Política

El 11.9 y la larga distraccion que aprovecho China.

China
Enviar noticiaImprimir noticia

A 20 años de los atentados terroristas en los EEUU, las fuerzas del Pentágono están en la fase final de la retirada de Afganistán.

La guerra mas larga en la historia de las FFAA de éste país, si bien poco letal para los efectivos americanos si la comparamos con los conflictos de alta intensidades que la superpotencia tuvo a lo largo del siglo pasado. Un principio básico en los estudios de seguridad internacional frente a un método o instrumento como es el terrorismo, es preguntarse que cosa quieren los terroristas que yo haga o yo deje de hacer frente a ésta agresión a personas no combatientes. El terrorismo es la táctica, la clave es acertar cual es su objetivo estratégico. Si mi respuesta no es la esperada ni la deseada por ellos, ya tengo parte sustancial de la victoria en mis manos. La administración de Bush Jr y su equipo de delirantes neoconservadores, muchos de ellos marginados por el mismo Reagan en su segundo mandato, no siguió éste principio básico. El proposito de Bin Laden y su organización Al Qaeda creada a comienzos de los 90 fue provocar la ira de los EEUU y meterlo en el pantano de guerras e inviables ingenierias sociales en búsqueda de crear sociedades democráticas en el Medio Oriente. Esa irrupcion violenta y masiva, le serviria a los fundamentalistas para mostrar la supuesta existencia de una cruzada de los infieles occidentales y cristianos sobre tierra musulmana. Potenciando una dialectiva y un espiral ascendente de muerte y violencia. Dos décadas despues, mas del 90 por ciento de las primeras, segundas y terceras lineas de Al Qaeda fueron eliminadas empezando por el mismo Bin Laden. Los neoconservadores de Bush se olvidaron, por ignorancia o a drede de un principio básico usualmente repetido por un gran politólogo como fue G. Sartori: es imposible que florezca la democracias y la division de poderes en sociedades que aun no se han secularizado. En comunidades teocrática la voz del pueblo no es la voz de Dios sino la vos de los religiosos que dicen interpretar a Dios. Frente a eso, las elecciones y mandatos populares tiene menos peso que una pluma. Si bien Bin Laden y parte sustancial de su gente no han vivido para poder ver lo que lograron, hay un actor estatal dotado de una ideología fobica a la religion, el marxismo y la idea de transcendencia como opio de los pueblos, que ha usufructuado ese desgaste americano en el Medio Oriente.  Nos referimos a Partido Comunista chino, que supo aprocrchar estos 20 años.para.incrementar su poder.economico y militar en Asia Pacífico y a nivel internacional. Acelerando la transicion del mundo unipolar dirigido por Washington y New York del 2001 al escenario de rasgos más y mas bipolares del presente. Una mirada realista y prudente del mundo dos décadas atrás, ya.ponía en evidencia que el desafio clave del poder americano era retrasar en todo lo posible el avance de China y extender en lo que fuese posible la unipolaridad. Ello requería vision de largo plazo, evitar guerras y cruzadas innecesarias y una fuerte articulación política y estratégica con viejos y nuevos aliados. Asi como no dilapidar el prestigio y el soft power. Entre el 2001 y hasta el ascenso de Trump al poder, Bush jr y Obama no cumplieron sustancialmente con esta premisa. Siguieron chapoteando en el pantano afgano e iraquí, tensionaron de más la relacion con Rusia, que no constituye un desafio comparable a la URSS y mucho menos a China y no terminaron de asumir la firme voluntad de Beijing de desafiar el poder americano. Trump intentó corregir varios de estos yerros, pero desde el primer momento fue bombardeado por pedidos de juicio politici por haber llegado, supuestamente, al poder con ayuda rusa, acusado de tremendismo y agresividad en su trato con China y de imprudente por buscar abandonar cuanto antes las csmpañas belicas en el Medio Oriente. Mientras tanto, China seguia rezando, en el caso que recen los comunistas,.para.que los EEUU se siguiese equivocando. Como decía Napoleón Bonaparte, cuando el enemigo se equivoca no hay que hacer nada para distraerlo. Por esos cisnes negros o sorpresas estratégicas de la politica internacional, el virus originado en China a fines del 2019 fue clave para crear un clima economico y de opinion publica impidió lo que parecia ser la segura reelección de Trump en Noviembre pasado. Aun asi, 12 millones mas de americanos lo votaron comparando com el 2016. Los primeros meses de la administración Biden parecen mostrar una tendencia a hacer lo que Trump intento. Esta vez sin que obviamente los sectores mas activos de los Demócratas pongan el grito en el cielo. Mala noticia para China. Habra que ver si no es ya demasiado tarde para que Washington recupere el terreno perdido o al menos no lo siga perdiendo. Vaya uno a saber si en poco tiempo más China y sus aliados.en el mundo, incluyendo en la Argentina, no terminan extrañando a Trump y su ladrar sin morder demasiado.

Por Fabián Calle
Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.