2018/06/11 Sociedad

Un grupo neonazi mantiene en alerta a las autoridades australianas

Australia
Enviar noticiaImprimir noticia

Un grupo secreto neonazi propaga en Australia mensajes de odio contra judíos, homosexuales e inmigrantes no blancos, lo que ha puesto en alerta a las autoridades del país que temen una escalada de la violencia.

Un grupo secreto neonazi propaga en Australia mensajes de odio contra judíos, homosexuales e inmigrantes no blancos, lo que ha puesto en alerta a las autoridades del país que temen una escalada de la violencia.
Antipodean Resistance (Resistencia de las Antípodas), creada en Melbourne en 2016, se define en su página web como una organización australiana de la juventud nacional socialista que venera a Adolf Hitler y aboga por la supremacía blanca en un país que califica de "enfermo terminal".
"Somos los Hitler que esperabas", asegura en su portal la Antipodean Resistance (AR), que dice tener al menos 300 integrantes en toda Australia y que, además de su propaganda, realiza actividades de adoctrinamiento y camaradería en lugares boscosos del país.
Sus miembros "tienen casi veinte años o más y son predominantemente varones (...) ocultan tanto sus nombres como sus rostros. Muchos de los líderes tienen una educación superior y provienen de familias privilegiadas, más que de las clases trabajadoras", explicó Julie Nathan, investigadora del Consejo Ejecutivo Judío-Australiano.
A los judíos los culpan de controlar los mecanismos de poder en el mundo y creen, por ejemplo, que están detrás de la trama de un "genocidio blanco" a través de la inmigración masiva de personas no blancas a países de mayoría blanca como consideran a Australia, agregó.
Nathan piensa que AR tiene nexos con grupos neonazis extranjeros como la británica Acción Nacional, considerada como una organización terrorista; el Movimiento de Resistencia Nórdica, que es ilegal en Finlandia; y la estadounidense División AtomWaffen, vinculado a asesinatos y planes de explosión de bombas.
Las agencias de la inteligencia australiana estarían siguiendo los pasos a la AR por sus presuntos vínculos con organizaciones terroristas extranjeras, aunque este grupo asegura que no ha cometido ningún acto de violencia ni tiene conexiones ni respalda el terrorismo. "Los miembros de estos grupos son diversos y tienen diferentes agendas, incluyendo ideologías de extrema derecha y de extrema izquierda", según un informe de la agencia de inteligencia ASIO al Parlamento australiano citado por los medios.
En el informe, ASIO alerta que algunos de sus subgrupos apostarían por la violencia, aunque el ministerio del Interior, consultado por Efe, evitó pronunciarse sobre este asunto.
Nathan aseguró que la ideología y las actividades de AR, así como sus vínculos con el exterior convierte al grupo y a sus miembros en un peligro para la sociedad australiana en general.
La investigadora sostuvo que, si se permite al grupo sus actividades de reclutamiento y de propagación del odio, "las consecuencias serán el derramamiento de sangre inocente en las calles de Australia".

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.